EL SINDROME VISUAL INFORMÁTICO ¿QUÉ ES?

24-10-2017

EL SINDROME VISUAL INFORMÁTICO ¿QUÉ ES?

Nuestro día a día está lleno de pantallas que nos hacen mantener la vista fija en el dispositivo. Permanecemos tanto tiempo pegados a las pantallas que nos provoca problemas en los ojos. El Síndrome Visual Informático (SVI) es una afección temporal que surge por pasar períodos prolongados e ininterrumpidos mirando una pantalla.
Diversos estudios publicados en revistas científicas –Medical Practice and Reviews y Employment Relation Today- establecen que el riesgo de sufrir el SVI es de un 70% en los usuarios de pantallas. Si se permanece más de 3 horas diarias frente a estos dispositivos este porcentaje aumenta a un 90%. Considerando pantallas como las del ordenador, portátiles, teléfonos móviles y tablets. 1,2

Síntomas del Síndrome Visual Informático
Los síntomas, en el mejor de los casos, solo aparecen mientras se está frente al dispositivo y, en el peor, pueden perdurar durante horas e incluso convertirse en enfermedades crónicas. Los principales síntomas que avisan de este problema son:

Fatiga visual: Molestias y cansancio en los ojos.

Cefaleas: Dolor de cabeza que suele localizarse en la zona frontal, supra-orbital o parietal.

Dolor de cuello: Molestias y pinchazos en la zona cervical.

Ojos secos: La reducción de parpadeo provoca sequedad en los ojos.

Ojos rojos: La sequedad del ojo por una fijación constante puede producir enrojecimiento de los mismos.

Visión borrosa: Puede ser intermitente y desaparecer cuando se cambia la mirada, sin embargo, si es constante tal vez haya derivado en otra enfermedad más grave.

Normalmente estos problemas desaparecen cuando se cambia el ángulo de visión o se realiza algún descanso. Sin embargo, cuando no desaparecen al poco tiempo es mejor acudir al médico para que pueda evaluar si el problema es más grave.

Consejos para evitar el Síndrome Visual Informático
Evitar estar rodeados de pantallas en la era digital es una tarea complicada por lo que podemos seguir una serie de rutinas para que no sea grave.

Regla del 20-20-20: Cada 20 minutos apartar la mirada de las pantallas durante 20 segundos mirando a una distancia de 20 pies (6 metros).

Parpadear conscientemente: Aunque parpadear es un movimiento inconsciente cuando estamos frente al ordenador reducimos su frecuencia. Hay que parpadear a menudo de forma voluntaria.

Cerrar los ojos: Cerrar los ojos voluntariamente durante unos segundos ayuda a relajar los ojos y, además, el párpado puede humedecer de nuevo la córnea.

Colocación del ordenador: Una pantalla a la distancia adecuada, a la altura correcta y con iluminación suficiente ayuda a reducir el SVI.

Iluminación: La luz ambiental o las ventanas si no están colocadas correctamente pueden producir reflejos en las pantallas.

Postura ergonómica: Hay que seguir unas pautas de salud postural en el trabajo para evitar que el ordenador o dispositivo no esté bien colocado y afecte a nuestra vista.

Portátil vs Ordenador: La pantalla del portátil nos obliga a mantener la vista más baja, al igual que hacemos cuando leemos un libro, esto mejora la posición de los ojos.

Calefacción y aire acondicionado: Los factores ambientales también pueden provocar problemas visuales agravando los efectos de las pantallas. Si el aire acondicionado está muy fuerte puede favorecer la sequedad en los ojos, al igual que la calefacción.

Algunos de estos problemas se solucionan echando lágrimas artificiales en los ojos o bien realizando los ejercicios propuestos. Si pasado un tiempo, las molestias persisten, es mejor acudir a un especialista.

BIBLIOGRAFÍA:
1Akinbinu T. R. and Mashalla Y. J.. "Impact of computer technology on health: Computer Vision Syndrome (CVS)." Medical Practice and Reviews 5.3 (2014): 20-30. 2Torrey J. Understanding Computer Vision Syndrome. Employ. Relat. Today (2013) 30(1):45-51

< Atrás