CONSEILS DE SANTÉ VISUELLE

Apprenez à prendre soin de vos yeux

27-11-2017

¿POR QUÉ USAR LENTES CON TRATAMIENTO ANTIRREFLEJANTE?

Cuando estás en una óptica, aparte de tener una gran variedad de monturas para seleccionar, te pueden ofrecer diversos tratamientos para incorporar a las lentes. El tratamiento antirreflejos es uno de los mayores avances que se puede añadir. Esta técnica consiste en un revestimiento que se le aplica a la lente para permitir mayor traspaso de luz al ojo y evitar los reflejos molestos que se generan en la superficie de la lente.

Beneficios que aporta el tratamiento antirreflejante
Si en medio de la mirada añadimos una lente por el que tienen que pasar las imágenes y dificultamos su función con reflejos y distorsiones, la visión se puede ver comprometida. La cantidad de luz que llega al ojo es muy importante para la correcta interpretación de las imágenes por parte de nuestro cerebro. Por ello añadir tratamiento antirreflejante a nuestras gafas nos beneficia tanto estéticamente como de forma técnica.

- Las imágenes que percibimos son más nítidas debido a la mayor cantidad de luz que entra, un 99,9%. Nuestra visión.
- Mayor contraste de las imágenes facilitando la lectura y haciéndola más cómoda.
- Los tratamientos antirreflejos repelen el agua, el polvo y la suciedad en general facilitando la limpieza de la lente y permitiendo que esté durante más tiempo limpia.
- Disminuye la fatiga visual en usuarios de ordenadores o que tengan unas condiciones de luz no favorables debido a la menor incidencia de reflejos. - Evita el deslumbramiento de los focos de otros coches, favoreciendo la conducción nocturna. Mayor seguridad vial.
- El usuario de las lentes no solo ve mejor sino que le ven mejor otras personas al producirse menos reflejos en sus gafas. Esto proporciona una mirada más natural.
- Hoy en día esta técnica se pude incorporar a gafas de cualquier graduación, y de esta forma mejorar la estética confort

El tratamiento antirreflejante más avanzado del mercado, es de INDO
Las investigaciones que se están realizando en este campo son importantes. Cada vez son mejores las soluciones antirreflejo que se ofrecen al usuario. Natural Clear IR es un tratamiento molecularmente avanzado que no solo aporta los beneficios detallados más arriba sino que añade mejoras como:

- Protección total frente a los rayos solares. Natural Clear IR incorpora la tecnología Infrared Technology que permite que el ojo esté más protegido ante la todas las radiaciones nocivas del sol, incluida la infrarroja, mejorando la salud visual del usuario.
- En cristales transparentes. Cuando se habla de protección en gafas, muchas veces se piensa que solo es a través de gafas de sol que estamos protegidos del sol. Pero ya no es así. El tratamiento Natural Clear IR permite una protección total en gafas completamente transparentes.
- Mayor resistencia y durabilidad. Una mayor concentración molecular incorporada en la materia prima permite que la lente mantenga sus características más tiempo y en perfectas condiciones.
- Mayor garantía. El tratamiento Natural Clear IR de Indo ofrece una garantía de 3 años.

Los tratamientos antirreflejantes favorecen sustancialmente la calidad de la visión. Cuidar adecuadamente los ojos es muy importante para asegurarnos una salud visual por muchos años. SI quieres más información puedes contactarnos en info@indo.es.

En savoir plus
24-10-2017

EL SINDROME VISUAL INFORMÁTICO ¿QUÉ ES?

Nuestro día a día está lleno de pantallas que nos hacen mantener la vista fija en el dispositivo. Permanecemos tanto tiempo pegados a las pantallas que nos provoca problemas en los ojos. El Síndrome Visual Informático (SVI) es una afección temporal que surge por pasar períodos prolongados e ininterrumpidos mirando una pantalla.
Diversos estudios publicados en revistas científicas –Medical Practice and Reviews y Employment Relation Today- establecen que el riesgo de sufrir el SVI es de un 70% en los usuarios de pantallas. Si se permanece más de 3 horas diarias frente a estos dispositivos este porcentaje aumenta a un 90%. Considerando pantallas como las del ordenador, portátiles, teléfonos móviles y tablets. 1,2

Síntomas del Síndrome Visual Informático
Los síntomas, en el mejor de los casos, solo aparecen mientras se está frente al dispositivo y, en el peor, pueden perdurar durante horas e incluso convertirse en enfermedades crónicas. Los principales síntomas que avisan de este problema son:

Fatiga visual: Molestias y cansancio en los ojos.

Cefaleas: Dolor de cabeza que suele localizarse en la zona frontal, supra-orbital o parietal.

Dolor de cuello: Molestias y pinchazos en la zona cervical.

Ojos secos: La reducción de parpadeo provoca sequedad en los ojos.

Ojos rojos: La sequedad del ojo por una fijación constante puede producir enrojecimiento de los mismos.

Visión borrosa: Puede ser intermitente y desaparecer cuando se cambia la mirada, sin embargo, si es constante tal vez haya derivado en otra enfermedad más grave.

Normalmente estos problemas desaparecen cuando se cambia el ángulo de visión o se realiza algún descanso. Sin embargo, cuando no desaparecen al poco tiempo es mejor acudir al médico para que pueda evaluar si el problema es más grave.

Consejos para evitar el Síndrome Visual Informático
Evitar estar rodeados de pantallas en la era digital es una tarea complicada por lo que podemos seguir una serie de rutinas para que no sea grave.

Regla del 20-20-20: Cada 20 minutos apartar la mirada de las pantallas durante 20 segundos mirando a una distancia de 20 pies (6 metros).

Parpadear conscientemente: Aunque parpadear es un movimiento inconsciente cuando estamos frente al ordenador reducimos su frecuencia. Hay que parpadear a menudo de forma voluntaria.

Cerrar los ojos: Cerrar los ojos voluntariamente durante unos segundos ayuda a relajar los ojos y, además, el párpado puede humedecer de nuevo la córnea.

Colocación del ordenador: Una pantalla a la distancia adecuada, a la altura correcta y con iluminación suficiente ayuda a reducir el SVI.

Iluminación: La luz ambiental o las ventanas si no están colocadas correctamente pueden producir reflejos en las pantallas.

Postura ergonómica: Hay que seguir unas pautas de salud postural en el trabajo para evitar que el ordenador o dispositivo no esté bien colocado y afecte a nuestra vista.

Portátil vs Ordenador: La pantalla del portátil nos obliga a mantener la vista más baja, al igual que hacemos cuando leemos un libro, esto mejora la posición de los ojos.

Calefacción y aire acondicionado: Los factores ambientales también pueden provocar problemas visuales agravando los efectos de las pantallas. Si el aire acondicionado está muy fuerte puede favorecer la sequedad en los ojos, al igual que la calefacción.

Algunos de estos problemas se solucionan echando lágrimas artificiales en los ojos o bien realizando los ejercicios propuestos. Si pasado un tiempo, las molestias persisten, es mejor acudir a un especialista.

BIBLIOGRAFÍA:
1Akinbinu T. R. and Mashalla Y. J.. "Impact of computer technology on health: Computer Vision Syndrome (CVS)." Medical Practice and Reviews 5.3 (2014): 20-30. 2Torrey J. Understanding Computer Vision Syndrome. Employ. Relat. Today (2013) 30(1):45-51

En savoir plus
18-10-2017

SALUD VISUAL INFANTIL

Con la vuelta al cole los niños pasan a estar muchas horas dentro de un aula que en la mayoría de los casos necesita luz artificial. Además, con la vuelta a la rutina aumentan las horas en las que se utilizan las pantallas de ordenadores, tablets, móviles, etc. Es el momento de vigilar especialmente la salud visual infantil.

Problemas visuales más comunes

La detección temprana de los problemas visuales en los niños es importante para evitar que puedan agravarse. Es importante que en el momento que detectemos que los niños se frotan con mucha frecuencia los ojos, se acercan demasiado a los libros para poder leer, o necesitan señalar con el dedo el reglón que están leyendo, consultemos con un profesional para que le haga las pruebas pertinentes. Durante el período escolar hay una serie de problemas visuales que se pueden manifestar con cierta probabilidad, como:

- La miopía es la dificultad de ver claramente los objetos lejanos. Esta es una de las afecciones más comunes que se producen en edad escolar. Se compensa con gafas correctoras y a veces, con buenos consejos del profesional podemos minimizar su aumento.

- La hipermetropía es el problema para ver objetos cercanos. Es normal en niños y bebes en un grado pequeño pero si aumenta lo habitual es usar gafas para ver mejor y evitar el estrabismo.

- El astigmatismo es un defecto en la curvatura de la córnea lo que provoca que los objetos se vean deformados o con el contorno poco claro. Para ello se deberá usar gafas que corrijan este defecto y el niño pueda ver correctamente las formas.

- El ojo vago o ambliolopía se caracteriza por la escasa agudeza visual de un ojo. Suele aparecer porque los ojos enfocan mal, estrabismo, o no están bien alienados. Es importante corregir este defecto antes de los 6 años, sino podría convertirse en crónico. Hay diversos tratamientos por lo que el especialista determinara que tipo de terapia visual y corrección debe aplicarse. En situaciones más graves se recurre a la cirugía.

Consejos para prevenir problemas visuales

Las buenas costumbres visuales son beneficiosas para prevenir problemas de visión. Una mala salud visual puede llevar al fracaso escolar, por ello es bueno que tanto los padres como los niños aprendan pautas para mantenerla en las mejores condiciones.

- Visitar al especialista una vez al año. La detección temprana de cualquier problema de visión facilita su tratamiento o incluso la mejoría. El inicio del curso escolar es un buen momento para realizar la revisión optométrica y evitar que cualquier problema visual se acabe convirtiendo un problema de aprendizaje.

- Reducir el tiempo de exposición delante de una pantalla a un máximo de 2 horas diarias.

- Cuidar la distancia de visión siendo recomendable que la distancia de lectura (ojo-papel) sea igual o superior a la distancia Harmon (desde el codo hasta la primera articulación de los dedos.

- Proteger los ojos del sol aunque no sea verano. Los ojos de los menores son más sensibles a las radiaciones que los de los adultos.

- Iluminar correctamente las zonas de estudio, a poder ser con luz ambiental, para que los ojos no deban forzarse más de lo debido.

En savoir plus